Pablo Software Solutions
El Ferrocarril de Ponferrada-Villablino

./index.html
./ponferrada_1.html
En los primeros meses del año 1.918, cuando las personalidades que luego constituyeron la Sociedad Minero Siderurgica de Ponferrada, adquirieron el coto carbonífero de Villablino, encomendaron a sus ingenieros redactaran con toda premura un proyecto de ferrocarril desde Villablino a Ponferrada, para dar salida por él a los carbones de aquella rica cuenca.
Los ingenieros, con los datos que le suministraron distintas entidades que habían estudiado un ferrocarril desde Ponferrada a Palacios del Sil y un tranvía desde este punto a Villablino, compusieron un proyecto que debería servir de base para solicitar la concesión de un ferrocarril carbonífero de uso particular y en cuya construcción se calculaba que se invertirían por lo menos dieciocho meses, teniendo en cuenta la anormalidad del mercado de materiales y el estado de la cuestión social.
El trazado no puede seguir desde su origen el curso del río Sil, porque resultaría muy largo y además porque habría que salvar el gran desfiladero de más de cinco kilómetros de longitud que existe aguas abajo de los pueblos de Barcena y Posada, (Hoy inundados por el pantano de Barcena). Por esto se corta la gran curva que forma el río, salvando la divisoria en el kilómetro 11 con un túnel de 400 metros de longitud. A la salida del túnel se entra en el río Sil que se sigue por su orilla derecha hasta el kilómetro 17 donde se pasa a la otra orilla por medio de un puente metálico de 57 metros, dividido en tres luces. Sigue el trazado por la orilla izquierda pasando por el pueblo de Santa Marina y después de cruzar el arroyo Velasco con un tramo metálico de nueve metros en Km. 20, se llega a la estación de Toreno situada en el Km. 22. Continúa siempre el trazado por la orilla izquierda y después de cruzar el río Librán, con un tramo de 8 metros en el Km. 26 se llega al poblado de Matarrosa, en el Km. 30, donde se establece un apeadero. En el Km. 38 se instala la estación que ha de servir a Corbón y a Páramo, estableciéndose, además, en el Km. 40, un apeadero especial para el pueblo de Corbón. Después de cruzar en los CMS. 41 y 46 los arroyos del Campo y Matalavilla con tramos metálicos de dieciocho metros de luz respectivamente, se llega a la estación de Palacios del Sil, en el Km. 49. En este mismo Km. pasa a la orilla derecha con un puente metálico de dos luces de 20 metros cada una y en el Km. 50 se vuelve a la orilla izquierda con un puente de un solo tramo de 42 metros de longitud. En el Km. 56 se cruza otra vez el río con un puente de cuatro tramos metálicos de 20 metros y en Km. 58 se pasa a la orilla izquierda con otro puente metálico con dos tramos de 20 metros cada uno. Se han establecido en esta parte los apeaderos necesarios para servir a los pueblos de Cuevas, Villarino y Rabanal. En el Km. 61 se cruza por última vez el río con un tramo metálico de 20 metros e inmediatamente se llega a la estación de Villablino, término de la línea que mide un total una longitud de 61.650 metros sin que haya ninguna contra pendiente y sin que la inclinación máxima de la rasante llegue a 0,020

http://www.terra.es/personal3/torenopaco/Tren.htm